La deuda eterna de la gente

Desde que somos pequeños la sociedad (nuestros padres, las instituciones, las escuelas, la televisión, los gobiernos, etc) nos enseña a endeudarnos con los bancos privados, ya sea a través de un préstamo de dinero, un crédito de consumo o hipotecario, etc. Y es el banquero el que más provecho saca de este proceso gracias a un simple mecanismo llamado interés o usura que el banquero nos impone a pagar por tener el derecho de usar su dinero. Cuando la gente ya no puede pagar con más dinero, los banqueros entonces deciden embargar los bienes y propiedades utilizando para esto la contracción del suministro de dinero y crédito, empezando así un nuevo ciclo de contracción monetaria. Es decir, el sistema esta diseñado para que las familias banqueras se hagan cada vez más ricas y poderosas utilizando el ciclo económico de expansión monetaria (crédito y endeudamiento) y luego el ciclo de contracción monetaria (crisis, embargos y privatizaciones).  

La deuda eterna de las empresas

¿Se ha preguntado por qué los grandes bancos privados figuran siempre como los dueños y accionistas de miles de empresas (entre ellas las más grandes del mundo)? Sin duda esto no es una coincidencia. Lo que ocurre es que a lo largo de muchos siglos la necesidad de dinero de los emprendedores (genios y técnicos) la aprovecharon bien los banqueros financistas, pues los bancos privados eran y son por ley los únicos medios para obtener dinero. De esta forma y bajo este sistema el genio emprendedor siempre se endeuda con el banquero, que le ofrece dinero a cambio de un interés o a cambio de acciones de su empresa. De esta forma siempre el banquero se apoderara de cualquier empresa en una eventual crisis financiera. Las bolsas de valores o también llamados mercados de capitales o de deuda son las principales plataformas de los banqueros para adueñarse de más empresas, pues en este sistema el emprendedor no tiene otra forma de conseguir dinero sino es con el financista banquero. Por lo tanto la pregunta es: ¿Debemos dejar que los banqueros (que solo saben hacer billetes) sigan por encima de los genios técnicos (que saben hacer todas las cosas)?  

 

La deuda eterna de los gobiernos

Un problema muy común a lo largo de la historia moderna es la deuda eterna de los gobiernos con los financistas banqueros. Década tras década, siglo tras siglo, esto parece nunca tener remedio. Y esto sucede porque lamentablemente los gobiernos no pueden crear su propio dinero y crédito. Es decir, los gobiernos también tienen que endeudarse con los banqueros, cualquier otro método de financiamiento esta prohibido. Esto demuestra cuan absurdo es este sistema monetario, pues el banquero tiene poder por sobre el político gobernante "escogido" por el pueblo. Es así que todos los Estados de cada país se endeudan creando bonos que pagan interés y que al final los banqueros compran en Wall Street. En resumen, esta deuda estatal se convierte en deuda publica que finalmente sera pagada por el ciudadano común a través de los impuestos. Las crisis  financieras, los embargos y las privatizaciones son el resultado de no poder pagar los prestamos a los banqueros, quienes al final se apoderan de las cosas que tienen valor real y que el pueblo ha construido con sus propias manos: los recursos naturales y las propiedades. Este sistema ha funcionado así por siglos, con lo cual la corrupción es el pan de cada día.

La contaminación del planeta debido a la deuda 

Nuestro planeta esta siendo contaminado y destruido gradualmente gracias a un sistema despilfarrador de crecimiento económico, donde el ser humano desde pequeño tiene que consumir y trabajar por trabajar con el fin supremo de pagar las deudas a los banqueros. Es decir, ningún país puede darse el lujo de no crecer o aumentar su PBI cada año, pues si no lo hacen así, entrarían en una fase de contracción y endeudamiento que resultaría en el embargo de las propiedades y recursos naturales. Por esta razón se fomenta desde los gobiernos un crecimiento irracional de consumismo destructivo, quemando combustibles fósiles, depredando recursos hidricos, minerales y forestales, dejando a su paso solo contaminación. Ademas, se promueve un sistema de producción de mercancías de corta duración que solo agrava el desperdicio de materiales, tiempo, dinero y mano de obra. Las principales instituciones financieras como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional apoyan este crecimiento económico destructivo a base de deuda, argumentando que este es el único medio para salir de la pobreza.            

La creación de dinero y crédito

Todo este desastre financiero que mantiene a la mayoría de los pueblos esclavizados en una eterna deuda se ha producido por una simple razón: el mundo ha vivido por siglos encadenado a la idea y ley (que nos enseña desde pequeños) que solo los banqueros privados tienen el sagrado privilegio de crear el dinero y el crédito. Y aunque se esta tratando de desinformar a la gente diciendo que son los gobiernos los que tienen este derecho, la realidad y los datos indican que las instituciones financieras privadas están creando alrededor del 98% del dinero del mundo (dinero electrónico). Es decir, este es el dinero que nace de un préstamo, de  una tarjeta de crédito, de una hipoteca, etc. El sistema bancario mundial crea el dinero a base de la deuda de los pueblos (un verdadero fraude). O sea, el ciudadano común siempre tiene que endeudarse y pagar intereses para que se cree nuevo dinero. Para esto los financistas utilizan un mecanismo engañoso llamado reserva fraccionaria que les permite crear casi por arte de magia mucho más dinero (dinero electrónico) que el que en realidad existe.         

El toro de Wall Street es el símbolo de la avaricia financiera.
El toro de Wall Street es el símbolo de la avaricia financiera.
Este es el sistema  financiero actual que destruye el planeta.
Este es el sistema financiero actual que destruye el planeta.