La solución al problema financiero la podemos señalar en los siguientes pasos:

Paso 1: Superar la negación

Antes que nada tenemos que aceptar que el sistema económico-financiero actual no sirve para la mayoría de los pueblos, pero si sirve para una minoría de familias banqueras y políticas. Este es un hecho estadístico y matemático innegable. Solo en ese momento habremos entendido que las crisis financieras están diseñadas para funcionar tal como lo hacen; es decir, transferir la riqueza de la mayoría de la gente hacia una minoritaria élite financiera. Podrás entender entonces que el sistema no presenta fallas, sino que esta diseñado para funcionar de esta manera, y este diseño no fue el producto de alguna entidad maligna y abstracta, sino simplemente se desarrollo a través del tiempo, siendo bien aprovechado por los banqueros.     

Paso 2: Desaprender lo aprendido

Hay que dejar de creer ciegamente que el sistema bancario privado es el mejor medio de financiamiento que existe. Hay que entender que los banqueros privados tienen como principal objetivo la obtención de ganancias; es decir, su negocio no busca un mejor mundo ni un sistema equitativo para todos; al contrario, solo ellos se hacen cada vez más ricos pues sus empresas existen solo gracias al animo de lucro. Por lo tanto, razonemos que lo más saludable para nuestra sociedad sera que ninguna organización privada (con fines de lucro como la banca) debe estar a cargo de la creación y emisión del dinero y crédito, pues este gran privilegio debería ser responsabilidad y derecho de todo un pueblo (de un país por ejemplo). Ninguna persona en particular, ni banquero ni político puede darse el lujo de ser creador y dueño del dinero y crédito de millones de personas, pues esto ya ha demostrado ser demasiado peligroso para el mundo, ya que solo estamos haciendo cada vez más ricos a una pequeña élite de familias banqueras.  

Paso 3: Crear un nuevo sistema de banca de todos

Este nuevo sistema financiero no seria de propiedad de ninguna institución privada con fines de lucro, sino propiedad de toda la gente de una país. Es decir, este nuevo banco del pueblo seria el único responsable de crear y emitir el dinero y crédito. De esta forma se prohibirían los bancos privados, que tendrían que dejar de existir para evitar el robo al pueblo y distorsiones en el nuevo sistema (crisis financieras, inflación, deflación, especulación). Solo de esta forma el dinero producto de los intereses retornaría a toda la gente y nunca más a una minoría de familias banqueras.      

Paso 4: Boicotear el sistema financiero privado

Una vez que tengamos bien claro nuestros 3 primeros pasos, recién podremos ponernos en acción por el cambio. Tendremos que dejar de tomar prestamos de los bancos, no pagar los prestamos, retirar nuestros ahorros y no usar las tarjetas de crédito/débito o por lo menos usarlas al mínimo. Ya sabemos que se crea más deuda e inflación cada vez que hacemos estas operaciones, de modo que este boicot nos daría la fuerza para demostrar que el sistema actual es un fraude y un desastre.     

Paso 5: No elegir políticos como gobernantes

A lo largo de la historia los políticos han demostrado ser una clase gobernante muy limitada intelectualmente, que solo vive haciendo favores y lobby en favor de los banqueros. Ademas, con sus tantas leyes han demostrado su incapacidad para lograr un sistema equitativo. Muy por el contrario, la realidad indica que la humanidad y el planeta no necesita de más leyes ni más política; lo único que solucionara y ha solucionado siempre nuestros problemas son las tecnologías     

paso 6: elegir a una clase técnica y científica

Solo esta nueva clase gobernante tendrá la capacidad y sabiduría para cambiar el sistema económico-financiero actual de deuda eterna y despilfarro. Con innumerables crisis financieras y guerras ha quedado demostrado que el dinero y la tecnología en manos de banqueros, políticos, eclesiásticos y militares es un peligro para la humanidad. Es decir, necesitamos gente técnica inteligente de pensamiento científico y crítico que utilice el dinero para crear tecnologías que salven al planeta de la contaminación y que liberen a la clase obrera del trabajo esclavizante de producción de mercancías obsoletas y contaminantes.

Nada cambiara si no cambiamos el sistema financiero desde su base, pues este nació corrupto hace más de 6 siglos. Y lo que nació corrupto siempre seguirá siéndolo, pues el dinero en manos de una élite banquera siempre buscara, por naturaleza, sus intereses particulares, corrompiendo a su paso todos los ámbitos de la sociedad. Por esta razón vemos tanta corrupción y crímenes en la sociedad, pues la necesidad por conseguir un dinero que nunca alcanza para todos en este  sistema provoca que cada ser humano haya cometido alguna vez en su vida algún acto de corrupción sin quererlo.  

Thomas-Jefferson-Quotes-11
ford